Discapacidad, igual a “Persona”

Voy rodando por la ciudad, escuchando a muchas personas hablar. De repente escucho a un joven decir, “Mira, ahí va ese “Minusválido” Jajajaja… (Se ríen entre ellos) No le doy suma importancia. Unos metros más adelante, me encuentro con un niño pequeño, ha de tener unos 6 años. Le preguntó a sus padres, “¿Porqué usa una silla con ruedas?” Lo ignoran por completo, como si nadie hablara. El niño repite la pregunta a sus padres, “¿Porqué usa una silla con ruedas?” Los papás de inmediato, como si se tratara de algo prohibido, jalan al niño y le gritan, “¡Voltéate por favor. Te hemos dicho muchas veces que no voltees a ver a estas “gentes”.

Si, esto que le estoy relatando pasa en la actualidad en las calles de la Ciudad de México, de Latinoamérica y prácticamente del mundo entero. La sociedad de hoy de las ciudades grandes, con un “smartphone” (teléfono inteligente) Con un automóvil del año, presumiendo sus mejores joyas, sus mejores marcas de ropa, pero “discriminando” gritando, “lisiados”, “inválido”, “retrasado mental”, “paralítico”. Por el solo hecho de traer una “silla de ruedas” por ir caminando por la calle con un “bastón” o un “perro guía” Por unos segundos se les olvida que somos “personas”, ¡SERES HUMANOS!

En nuestro país las Personas con Discapacidad, viven en una constante situación de exclusión y marginación, siendo la discriminación denotada mayormente dentro del sector educativo repercutiendo en el acceso a oportunidades futuras en el sector laboral;

La semana pasada, fui a un centro comercial y por rarísimo que parezca, el lugar reservado para Personas con Discapacidad, estaba ocupado. Le dije a mi mamá que me bajara del auto, que hablaría con la señora que se bajó de su camioneta “caminando” y que dejara mi auto detrás de la camioneta un momento. Me dirigí a buscarla, a decirle que porqué ocupaba el lugar reservado. La señora no me dirigió la palabra, como si no existiera. Le repetí la pregunta con voz firme. Ni una sola palabra. Mi mamá procedió a repetir mi pregunta, la señora por fin contestó, “ay estoy pagando mi boleto de estacionamiento” Su respuesta fue llena de prepotencia, de burla.

Debo confesarle que me sentí impotente, enojado, “¡Encabronado!” Primero por la forma despectiva en que me miró, y después por ignorarme como persona, por verme como “un cero a la izquierda”

Le pedí a mamá que fuéramos al centro comercial y que dejáramos el auto ahí. Procedió a cerrar el coche y nos fuimos hacia la entrada. Para esto, personal de seguridad del centro comercial, trataron de hablar conmigo. Yo no accedí. Me sentía lastimado y muy enojado por esa situación.

De repente, veo que la señora viene corriendo tras de mí gritándole a mamá que quitara el auto. Mamá no la escuchó. Le dije a mamá con voz fuerte que, “¡Hasta que la señora no hable conmigo y me pida una disculpa, no muevas el auto!”

Como por arte de magia, la señora me alcanzó, me dio una palmada en el hombro y me dijo, “Oye, te ofrezco una disculpa. La verdad es que no te vi, y quisiera que quitaras tu auto para poder salir” No le voy a mentir, sentí que me quemaban por dentro. Su respuesta me pareció indignante, por otro lado, las personas de seguridad me rogaban que por favor quitara el auto.

Después de un minuto de calmar lo que sentía, le dije a la señora, “¡Señora, le pido que por un minuto reflexione y piense en usted, o en alguien de su familia. ¿Le gustaría que ocuparan el lugar reservado para usted, pero además de eso. ¿Le gustaría que la ignoraran y la hicieran sentir de esta manera?” La señora se quedó helada… Miré sus ojos, se le llenaron de lágrimas. Me dijo que su mamá tenía una discapacidad, y “que se le había hecho fácil” estacionarse para pagar su boleto y no caminar tanto. ;e dijo que por su hijo, me prometía que jamás volvería a hacer eso, me pidió un abrazo, quité mi coche y se fue.

Debo confesar que este episodio, me hizo volverme “agente de cambio” por una cultura de respeto e inclusión social para las Personas con Discapacidad, desde hace ya más de ocho años, con la Fundación ParaLife y la campaña que nos hizo visibles a las Personas con Discapacidad, “Carta de Recomendación” de la cual soy vocero actualmente y me llena de mucha emoción seguir colaborando con ellos hasta la fecha. De la apertura mi Fundación Vuelo Libre, buscando apoyar a jóvenes con algún tipo de discapacidad adquirida, a aún más importante, las familias y siendo parte del consejo consultivo de la primera bolsa de trabajo en línea para las Personas con Discapacidad, Alianza Éntrale, que además buscamos crear conciencia en la sociedad de la importancia de vivir en una sociedad incluyente para todos.

El gran sueño que tengo, es vivir en una sociedad justa e incluyente, en donde se borre el estigma de la discapacidad y se nos vea como lo que somos, como seres humanos.

Por esto tuve el privilegio de haber sido elegido como una de las once historias de la campaña, 100& Personajes de Universal Channel. Esta campaña tiene como objetivo, la búsqueda de personas que tengan proyectos que busquen mejorar su alrededor. Ese cambio se puede dar desde cualquier lugar o de cualquier forma.


Así que te pido a ti que lees estas lineas que me regales tu voto, para así poder seguir construyendo una sociedad más justa.

Sólo tienes que entrar a esta liga: http://concurso.universalchannel.com/galeria.phpBusca mi video con mi nombre: Xicani Jesús Godínez López, (Como se ilustra en la imagen) Y pulsa el botón ¡VOTAR!

Le doy mi palabra que seguiré trabajando con la pasión y el corazón en la mano, para que mi sueño se convierta en una realidad.

Con cariño:

Xicani.

Visite el sitio de noticias: http://pilotzinoticias.com/

Visite el blog: http://pilotzinoticias.com/author/xicani/